Eliminado en Galicia el programa preventivo de atención a niños conflictivos

La consellería sustituirá un convenio que duraba 7 años

Santiago de Compostela.

La Consellería de Traballo e Benestar suspendió a finales del año pasado el convenio que mantenía desde 2005 con la Asociación de Terapia Familiar e Mediación de Galicia (ATFMG) para la prestación de tratamiento terapéutico a menores con problemas de conducta, absentismo escolar o consumo de drogas. La supresión del servicio responde, según portavoces de Benestar, a la intención de reorganizar los programas de atención a menores problemáticos mediante un convenio con la Universidade da Coruña que se firmará “de forma inmediata”. Benestar cifra en 120.000 euros el gasto del departamento en servicios de atención a menores en situaciones de riesgo y asegura que el contrato con la ATFMG se rescinde porque “el programa era atendido por distintos profesionales sin unas directrices comunes que garanticen la coherencia y la homogeneidad en el tratamiento”.

 Pero para los psicólogos de la ATFMG, especialistas en terapia familiar, la pérdida del convenio no responde más que a “ajustes económicos” y a la “intención de la Xunta de dar cobertura solo a menores tutelados”. Mari Luz Losada, su coordinadora, defiende las bondades de un programa que le costaba a Benestar 80.000 euros anuales y que tenía como principales virtudes “la cercanía del terapeuta al lugar de residencia del menor”. El programa de la ATFMG estaba pensando para atender los casos menos graves, los que no habían llegado hasta el extremo de requerir el ingreso del adolescente en un centro de menores. De hecho, “el 74% de los menores atendidos residen con sus familias, sean las biológicas o las de acogida”, precisa Losada. La asociación disponía de una red de psicólogos repartidos por municipios toda Galicia en gabinetes privados, a los que eran derivados los niños tras la evaluación de las delegaciones provinciales de menores y la coordinadora del programa, Mari Luz Morales, que cifra el éxito de las sesiones en “cerca de un 70%”. El porcentaje sale de las encuestas que los terapeutas —solo los autorizados por Benestar en cada gabinete pueden atender a los menores— realizan a las familias una vez concluidas las sesiones. El análisis se repite tiempo después para verificar la buena evolución del menor; de hecho, la coordinadora termina estos días los informes sobre las personas atendidas en 2011.

Los terapeutas avisan de que la decisión de Mato aleja el servicio del entorno del menor

“Las delegaciones de menores de cada provincia eran las que valoraban la mejor solución para cada caso entre las solicitudes recibidas por los centros educativos o los centros de menores. A mí me hacían llegar las peticiones de inclusión en el programa y lo yo asignaba el profesional más cercano. Era lo que más valoraban las familias, que los menores eran atendidos muy cerca de sus casas”, explica la coordinadora. La Asociación de Terapia Familiar e Mediación de Galicia cuenta con 34 profesionales y con siete centros adscritos al programa en la provincia de A Coruña (repartidos por A Coruña, Ferrol, Ribeira y Santiago), cinco en la de Lugo (además de la capital provincial, Guitiriz, Vilaba, Chantada y Palas de Rei), dos en la de Ourense (ambos en la ciudad) y nueve en la de Pontevedra (distribuidos entre los municipios de Vigo, Vilagarcía, Redondela, Pontevedra, A Estrada, Cambados, Cangas, Gondomar, Marín, Moaña y O Porriño). El colectivo cuenta con 29 profesionales adscritos al programa.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *