La Junta atendió el año pasado a 1.366 menores para prevenir conductas de riesgo en el ámbito familiar en Granada

Con la puesta en marcha de este programa se ha conseguido dar un salto cualitativo en la atención a los menores y sus familias
20.02.12 -EUROPA PRESS | GRANADA
La Junta de Andalucía atendió el pasado año en Granada a 611 familias y 1.366 menores en el marco del Programa de Tratamiento Familiar, que tiene un carácter eminentemente preventivo y cuya finalidad es corregir las conductas de riesgo en el ámbito familiar para evitar que sea necesaria la retirada de los menores.
Así se ha puesto de manifiesto en el transcurso de la reunión mantenida este lunes entre la delegada del Gobierno andaluz en Granada, María José Sánchez, la
directora general de Infancia y Familia, Teresa Vega, y la delegada provincial de Igualdad, Magdalena Sánchez, con 70 profesionales de los equipos de tratamiento familiar de la provincia para realizar el seguimiento técnico de las actuaciones que se vienen desarrollando desde que se puso en marcha este programa en el año 2000.
El Programa de Tratamiento Familiar se lleva a la práctica por los Equipos de Tratamiento Familiar integrados por profesionales de la psicología, el trabajo social y la educación social, que basan su trabajo en la atención especializada, individualizada y de proximidad con las familias, según informa en un comunicado el Gobierno andaluz.
Con la puesta en marcha de este programa se ha conseguido dar un salto cualitativo en la atención a los menores y sus familias, desde una asistencia social basada fundamentalmente en la prestación de recursos, a un tratamiento altamente especializado y personalizado con las familias para conseguir que las situaciones de riesgo detectadas se puedan corregir satisfactoriamente para que los menores no tengan que ser separados de sus padres.
Los casos que abordan estos equipos no siempre tienen que ver con una situación de pobreza. Al contrario, se deben en muchos casos a negligencias en el cuidado y en la educación, el abandono físico o cognitivo que conforman un tipo de maltrato psicológico y emocional del que no siempre las familias y el entorno de los niños son conscientes. Lo que se intenta es corregir esas conductas, cambiar el modelo de relaciones y con el trabajo de estos equipos se ha conseguido un descenso significativo en el número de Tutelas que la Junta de Andalucía ha tenido que asumir, lo que significa que esos niños han podido quedarse con sus padres en unas condiciones de seguridad y estabilidad.
La reducción del número de tutelas en el periodo 2007-2011, ha sido del 9,72 por ciento en toda Andalucía. No obstante, en la provincia de Granada ha aumentado el número de tutelas entre 2007 y 2011, pasando del 9,83 por ciento sobre el total de tutelas andaluzas, al 11,62 por ciento.
Pero también en estos casos extremos en los que ha sido necesaria la retirada de los menores de su hogar, estos equipos tienen de nuevo un papel fundamental, porque les corresponde a ellos igualmente, trabajar con estas familias para conseguir normalizar la situación y con ello, la vuelta del menor con sus padres.
La Consejería de Igualdad y Bienestar Social y las Corporaciones Locales han asumido el compromiso de continuar colaborando en la misma línea y, en la consecución de este objetivo se enmarca la reunión que se celebrará entre todas las administraciones y personas implicadas en el funcionamiento de este programa.
En la provincia de Granada, el Programa se desarrolla a través de la suscripción de nueve convenios, con un total de 18 equipos, 55 técnicos y 18 coordinadores y coordinadoras municipales. Los convenios se correspondieron con las siguientes corporaciones: Almuñécar, Armilla, Baza, Granada, Guadix, Loja, Maracena, Motril y Diputación de Granada.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *