La labor preventiva de los Equipos de Tratamiento Familiar permitió que el año pasado descendiese un 8,4% el número de desamparos de menores de edad y se redujeran a 1.229 los casos registrados

Navarro dice que las ciudades del siglo XXI deben de ser “accesibles y educadoras” para la infancia

La consejera para la Igualdad y Bienestar Social ha presidido la apertura de un congreso de Unicef sobre las políticas locales para menores

Micaela NavarroMicaela Navarro

Publicado el 27-10-2011

SEVILLA.- La consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, ha destacado por que las ciudades del siglo XXI “deben ser accesibles y educadoras para la infancia, deben ser ciudades inteligentes con visión de futuro y sensibilidad hacia las necesidades de todas las generaciones que la habitan”. Navarro ha presidido en Sevilla la apertura del I Congreso de Ciudades Amigas de la Infancia, organizado por Unicef, en el que participan cerca de 200 personas, entre profesionales y representantes de entidades sociales y administraciones públicas que trabajan con menores.

En el congreso, que tiene como título ‘Nuevos retos y oportunidades de los municipios con y para la infancia: Ciudadanía, coordinación y cooperación’, se va a analizar la realidad que afecta a menores y adolescentes, y a sus familias, además de abordar los retos que debe afrontar la sociedad en el ámbito local en materia de derechos de la infancia.

En su intervención, la consejera ha recordado que en octubre de 2010 los partidos políticos firmaron, a instancias del Defensor Andaluz del Menor y Unicef, el Pacto Andaluz por la Infancia, que tiene como objetivo incluir la defensa y promoción del derecho a la participación infantil en la vida pública y a que se elaboren planes municipales de la infancia.

Labor preventiva

Dentro del Sistema de Protección de la infancia en Andalucía destaca el trabajo de los Equipos de Tratamiento Familiar (ETF), que en 2010 atendieron en Andalucía a 10.708 menores de edad en situaciones de riesgo con el objetivo de evitar posibles desamparos.

La labor preventiva de los Equipos de Tratamiento Familiar permitió que el año pasado descendiese un 8,4% el número de desamparos de menores de edad y se redujeran a 1.229 los casos registrados, según las actuaciones realizadas en el Sistema de Protección de la Infancia.

Los ETF tienen como principales funciones mitigar los factores de riesgo para evitar la separación del menor de su familia, mediante una capacitación que permita proporcionar una correcta atención a los hijos, evitando una conducta negligente o de maltrato.

En Andalucía, está en marcha desde el mes de septiembre una campaña, con el lema ‘Siempre en familia’, para promover el acogimiento familiar de menores del Sistema de Protección de la Infancia, en la que han participado tres artistas andaluces distinguidos con la Medalla de Oro de Andalucía: Martirio, Pasión Vega y Raphael.

Actualmente, existen en la comunidad 1.197 menores de cero a 14 años con medidas de protección -guarda o tutela- que residen en centros y podrían ser acogidos por una familia, de los cuales 227 tienen menos de siete años. Por provincias, en Almería hay 126 menores de 0 a 14 años que podrían ser acogidos por una familia; 146 en Cádiz; 87 en Córdoba, 160 en Granada; 122 en Huelva; 77 en Jaén; 216 en Málaga y 263 en Sevilla.

El acogimiento es la medida protectora más extendida en Andalucía, ya que el 55,5% de los 6.056 menores integrados en el Sistema de Protección de la Infancia se encuentran actualmente acogidos por una familia.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *